miércoles, 9 de abril de 2014

Te quiero decir...

Mi más soñado y dulce amor: En la soledad de mi cautiverio, mirando a la única ventana que me hace sentir libre, evoco tu recuerdo, el recuerdo de unos besos eternos que aun parecen rozar la suavidad de mis labios. Unas palabras suaves expresadas con ternura que no dejaban de acariciar mis oídos aun sin estar tu presente. Y una sonrisa se dibuja desde que amanece en mi rostro y no hace más que iluminarse a medida que pasa el día y escucho tu voz o sé de ti… Feliz. Así es como se encuentra mi alma desde que la tuya se puso en mi camino y me pidió sin palabras que fuera solo tuya. Y mi alma sin casi esfuerzo se unió al cuerpo en ese sentimiento maravilloso que cada día crece más y más. Que no quiero limitar sino dejarlo avanzar. Ilusión. Una chispa misteriosa que se llena cada segundo más de luz. Una alegría que inunda mi corazón con solo pensar en ti. Y mis labios no pueden dejar de sonreír. Y mi imaginación vuela y sueña recreando momentos juntos por cumplir. Amor. Un sentimiento que en ti encontré en un océano de incertidumbre y ya supe ubicar y es la estrella que guía mi caminar...

domingo, 26 de enero de 2014

Sólo tú

   Mi alma irradia luz al saberte tan mío que ya no eres ni tuyo… Ni un momento de mi existir lo paso lejos de ti… persigo cada fugaz resquicio de tu ser para sentirme más tuya en tus pensamientos y no dejo de abrazarte ni por un instante… Te cuelas entre mis sueños llenando espacios que te esperaban… Y ahora que somos unos me doy cuenta que el vacío que sentía todo este tiempo era tu alma que se encontraba lejos de la mía… Solo el destino, caprichoso y fortuito quiso jugar con nosotros manteniéndonos separados y ahora se arrepiente de no haber sido consciente del amor que debió dejar encontrarse…. Y sólo tú eres tú porque ya me tienes a mí.

sábado, 7 de diciembre de 2013

Iluminas mi alma...


     Cual estrella fugaz llegas a mi vida adentrándote en lo más bonito de mi ser… Sonrisas, ilusión y alegría llenan mis días desde que tú los compartes. Saber de ti ilumina mi alma y mi sonrisa. Mi inocencia grita por salir para llenarse de tu energía. Y el eco de nuestros dulces besos resuena en mi corazón, y le cuenta bajito a cada centímetro de mi ser que su dicha es por ti. Una ternura infinita me inunda y necesito cuidarte y protegerte. Saber que nada ni nadie pueden hacerte ningún mal. 
     Y sonrío y no dejo de hacerlo ni por un instante porque desde muy dentro me vienen cosas bonitas que compartir junto a ti… Juntos nos damos vida, juntos nos sentimos completos y fuertes contra todo… Sabiendo que yo soy tuya y tú solo mío…

Espera...

Ven abrázame... siénteme... Hazme creer que todo es posible y que nada ni nadie puede interponerse.
Me castigas con silencio y mi cuerpo desea que tu cuerpo grite con su roce.
Te esperaré, como lo hice tantas veces...
Entre el sueño y el deseo mi cuerpo te añora. Nostalgia de tus caricias robando suspiros y latidos de un cuerpo que te pertenece... Y una melodía de violín me llama y me hace buscarte... cerrar los ojos y necesitarte y saberte mío aún por unas pocas horas... Llenar de calor un alma que tiembla de anhelo por tus deseos y mandatos por complacerte...
Lleno mi interior de paz a la espera de tu regreso...